miércoles, octubre 12, 2005

RESPETO

Temprano y entre semana, es casi imposible conseguir lugar para sentarse en el autobus expreso que va a la universidad. La mayoría de los que van sentados van leyendo algún libro (un hábito que no es raro encontrar entre los canadienses).

Otro hábito de muchos de ellos, sin embargo, es subrayar los libros, no solo con lápiz, sino con marcador fosforescente. Y no solo libros “de la escuela”, sino hasta libros de ficción, entre otros. Esto me molesta bastante. Digo, no son mis libros, pero aún así me molesta.

Pensemos por un momento en el futuro de esos libros...en una biblioteca no sería deseable tener un libro de estos (ya sea pública o privada). Los he visto en librerías a precios muy bajos, pero, ¿a quién le gusta estar leyendo las notas o hasta lo que subrayó otra persona?...Más aún, si la persona que lo subrayó desea conservar el libro, eventualmente lo va a tener que regalar o hasta heredar...en otras palabras, un libro está destinado de alguna manera a ser leído por otro individuo. Así que, aunque nos haya costado una lana, en realidad es como prestado...a veces por periodos más largos y a veces, cuando se lo prestamos a alguién (y que regularmente ya no regresa), por un ratito nomás...
En pocas palabras, un libro merece respeto, a poco no?

24 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Mario,
Sip, de acuerdo contigo. Eso de subrayar los libros con marcador es horrible, sobre todo el rosa fosforecente es horripilante!!
Durante toda mi carrera universitaria yo sobrevivi con libros de la biblioteca, asi que me toco muchas veces ver todas las notas de otros estudiantes. Y la vdd si daba coraje.
Sin embargo, una vez (tambien de la biblioteca) lei "La Tregua" de Mario Benedetti. Alguien lo habia leido y lo habia subrayado con lapiz. Lo curioso es que esas partes que subrayo son pensamientos que se me han quedado grabados a mi tambien. Digamos que me dio la idea de que la otra persona y yo disfrutamos las mismas partes del libro. Y eso fue interesante. Fue como compartir con alguien mas un libro a traves del espacio y del tiempo.. y encontrar que ambos lo disfrutamos de la misma manera. Tal vez es un pensamiento raro y yo solo soy medio so;adora en ese sentido, pero me gusto.

X cierto, me encanta la musica de tu radio blog! :)

Saludines,
Laura

Ricardo dijo...

El que subrayen los libros esta cañon, yo personalmente no lo hago. Lo padre seria encontrarse un libro antiguo con anotaciones de alguien de pasado, talvez un bisabuelo, o mas, asi sabrias que pensaba la gente que no conociste por mera situación del tiempo, es la unica manera de verlo interesante. Bueno, eso y que te dejen subrayadas las respuestas del examen...jajajaja...
Animo!

Diana Carolina dijo...

Sí, qué mal que hagan eso, es desagradable!

Tan sencillo como tener una libreta a un lado y hacer anotaciones de algo importante. Si la intención es de tener en cuenta textualmente a un párrafo completo, basta indicar la página y demás referencias, de manera que al consultarlo sea fácil identificarlo sin haber alterado y maltratado el libro.

Bueno, es lo que yo hago, es sólo una sugerencia.

Saludos Mario!
=)

Ruthita dijo...

Hola Mario!
Yo soy canadiense, pero no lo hago tampoco. Viví en una isla cuando era niña, y cada mes, la biblioteca enviaba por el barco de víveres un maletero grande lleno de libros . Leíamos los libros, entonces los devolvíamos a vuelta de barco siguente (el proximo mes). Para nosotros, los libros eran casi sagrados, porque eran nuestro boletos a la aventura, al conocimiento, a la cultura. La única gente en esta isla era mi familia y un vecino. Puedan ver que era importante leer -- no podríamos ir a charlar a los amigos o ver una película por ejemplo, porque no había nada en la isla. Mis padres me enseñaron a respetar los libros, y aun ahora no puedo escribir o usar un marcador en un libro. ¡No puedo hacerlo! (Fred tiene la misma actitud!!)
Un abrazo!

Anónimo dijo...

El año pasado en nuestro viaje a Guatemala compramos una guía de Lonely Planet usada y fué muy interesante las anotaciones en el margen de las páginas de los anteriores viajeros, no me pude resistir a hacer lo mismo. Pero en otro tipo de libros no lo hago.
Saludos Gabriela

control_zape dijo...

De acuerdo en que subrayar libros está del nabo (nunca lo he entendido, no creo que el texto en cuestión cuaje más en los sesos del lector si se subraya).
Sin embargo no es del todo malo encontrarse a veces con anotaciones al margen. Sobre todo si los lectores previos son otros escritores.

Es casi como encontrarse un miniblog de crítica literaria en las páginas de un libro.

LiCoCi dijo...

Pues esto si hay que matizrlo mi buen Mario, porque yo hace muchos años subrayaba (no exceso) los libros y ahora trato de no hacerlo;sin embargo las notaciones son muy valiosas para mi, por supuesto me refiero a libros que yo llamamría de trabajo, porque representan a veces marcas muy importantes y a veces deducciones matemáticas que me han costado trabajo, y que considero importantes tener a la mano cuando consulto el libro nuevamente.
Para mi un libro con esas anotaciones vale más que un libro nuevo....tengo varias historias al respecto asociadas con esto, que sería muy tedioso detallar.
Saludos.

LiCoCi dijo...

Se me pasó comentar que hay que recordar que Fermat usó los márgenes de un libro muy famoso para bosquejar la deducción de su famosísimo teorema.

Lino Evgueni dijo...

Yo tampoco rayo libros... sólo si en un libro técnico descubro un error, le anoto con lápiz. Pero el de Lonely Planet de Italia, Marce lo empezó a rayar, agregando datos, teléfonos y resultó útil.

Creo que todo depende del libro... ¿a poco vas a preocuparte por no manchar un libro de Carlos Cuauhtémoc Sánchez?

Y bueno, creo que cada quien tiene derecho a hacer lo que quiera con sus libros, no así con los de los demás... y aprovecho para decirte que yo considero pecado que un DVD se guarde en el estuchito de otro DVD (especialmente si es ajeno).

=) Cada quién sus traumas, ja.

Saludos.

Mario dijo...

Algo que me queda claro por todos sus comentarios es que, en terminos generales, estamos de acuerdo en que los libros no deberiamos rayarlos...

Aun así, todas las razones que dieron y por las cuales en ocasiones es bastante útil recurrir a está practica, me parecieron muy válidas.

Lo de la guia de Lonely planet se me hizo especialmente útil (que mejor que tener "highlighted" los "highlights" del lugar que estamos visitando, jeje) y lo de poder leer las notas de los antepasados de uno, bastante interesante (de hecho, estaría bueno que le echara un vistazo a los libros de mi abuelo que no conocí).

En muchas ocasiones he estado tentado a rayar los llamados libros de Trabajo,y es que hay conceptos o ideas que son explicados de una manera bastante clara que valdría la pena tenerlos de alguna manera clasificados. Finalmente nunca he tenido el valor de hacerlo (por la misma razón que comenta Ruth), así que lo que hago en estos casos es poner una nota con un post-it en la orilla de la hoja donde se encuentra lo que me interesa clasificar...me ha funcionado!

Saludos para todos y muchas gracias por sus comentarios!

PS. Por cierto, Ruth...tu español escrito en éste último post estuvo excelente y supongo que sin consultar el diccionario (tratándose de un comentario y no un post) =)

Mario dijo...

Aunque poner un DVD en otro estuche no afecta para nada el contenido del mismo, por lo que no me parecen obsesiones enteramente equivalentes, jeje

Saludos!

Lino Evgueni dijo...

Imagínate que te mueres y quedan los DVDs todos mezclados.

The horror.

ARACELI G.P. dijo...

Ok. ok! te prometo no volverlo hacer.
Me siento totalmente regañada y apenada (snif!) jajajaja... pero viendolo bien y en tu honor no lo volveré a hacer, creo que tienes razón y tomaré la sugerencia de Ana Carolina, y aparte aclaro que cuando son libros prestados JAMÁS los he rayado.

*Es curioso cuando estudiaba la Biblia nos sugerían utilizar marcatextos, incluso tengo una que un buen amigo sacerdote me regaló después de 20 años de haberle pertenecido y está rayadísima, lo cual me deja claro que el pobre si estudiaba y no le hacía al loco, jajajaja.
Saludos.

Mario dijo...

jajaja...especialmente si tienes una extensa colección tipo Spaulding, pero de DVds originales...

que no rayar la biblia es pecado, Shely?...=)

Saludos!

Fab Fabs dijo...

es incomodo sacar un libro de una biblioteca todo rayado, deshojado, mugroso, etc....

seguido me pasa...

Ricardo dijo...

La notas al pie es un tipo de vouyerismo... Pueden desencadenar muchas cosas... Si el libro es tuyo cuidalo, y lo lo vas a rayar, escribe cosas interesantes como lo hizo Marce con sus higlighted highlights... Me resultaria interesantisimo encontar un libro con anotaciones que puedan servir como trigger para nuevas ideas como dice Don Lino... Al final, le eso le sirvio a Harry Potter en su ultimo libro...jejeje

Raquel dijo...

Yo nunca subrayo libros propios ni ajenos. Pero en mis libros si hago anotaciones. Son mis libros y los leere yo en el futuro. Algunas reflexiones en post-its o en hojitas se pierden. Pero las anotaciones sirven mucho. Asi que no, no estoy en contra de anotar cosas en los libros que me pertenecen!
Saludos!

Mario dijo...

Siendo más especifícos, a mí me molesta mas la subrayada que las anotaciones, pero aún así no practico ninguna de los dos...

por cierto, en algunos libros tengo post-its, pero nunca se han desprendido...ahí siguen!

LiCoCi dijo...

Rayar libros prestados no tiene madr....por supuesto. Para mi es un crimen prestar un libro y que telo regresen rayado. En este sentido, los libros son como el cepillo de dientes: muy presonales.
Una anécdota o historia o como se clasifique: el martes tuve un examen y uno de los alumnos olvidó el libro en le pupitre. Regresó a la siguiente clase, que era otra materia que imparto en le tec y venía a buscar su libro y no lo encontró. Me molestó mucho que seamos tan siverguenzas (perdón pero no hayo la diéresis)y me descocí literalmente en una filípica donde, en abstracto, arremetí contra ese mexicano tan común por desgracia, que aprovecha todo para robar. Les dije en pcas palabras que no eran dignos ni de respiara por sinverguenzas (sorry again) y que eso era parte de una "cultura" muy despreciable y los invitaba a dejar el libro sin que nadie se diera cuenta...en fin, hace un rato vino este cuate a avisarme que había aprarecido sulibro de manera anónima. al menos en esta ocasión si sirvió de algo mi enojo.
Saludos.

ARACELI G.P. dijo...

Jajajaja No inventes Mario... ¿cómo va a ser pecado rayar la Biblia? jajajaja
Además no te digo que los mismos maestros nos lo sugerían.
A menos que hayas inventado el XI mandamiento "No rayarás la palabra de Dios" ;)

Guffo Caballero dijo...

Yo siempre subrayo con lapiz los textos con los que me identifico o que me llaman la atención, o pongo un círculo en el número de la página donde viene algo interesante de lo que me quisiera acordar. Saludos y buen fin de semana.

Mario dijo...

Deberían de implementar como pecado Mortal no sólo el rayar la biblia sino cualquier libro con valor literario, informativo o académico, para que por lo menos todos los católicos y cristianos dejaran de hacerlo...

Bueno, pecado light si es con lápiz y MORTAL si se trata de Highlighter! =)

Maria Fernanda dijo...

Mario, fijate que cuando estudiaba la maestria me encontre con muchos libros en la biblioteca rayados. Un crimen!! y una falta de respeto!! Con el libro y con los futuros lectores.

Aunque debo confesar que tengo algunos libros muy especiales para mi que si subrayo. Como uno de la vida de Gandhi que es basico en mi vida, y solo sera para mi uso. Pero siempre con lapiz!!!

Marcatexos es el peor crimen para un libro!!! No lo hagan por favor!!

K dijo...

Pues fíjate que para mí, un libro (MIO) que no esté subrayado no tiene valor.... me gusta saber que pasé por ahí. Muchas veces me gusta volver a las cosas que leí en algún lado y me muero de la rabia cuando no lo encuentro... porque no lo subrayé.
No rayo libros prestados... pero los míos sí!